Inspirado en los ágiles movimientos del caballo a través de la espesura de un jardín de naranjos en flor. Este ballet representado por bailarinas con vestuarios de color verde y negro realizarán una majestuosa y elegante coreografía por las calles de cualquier municipio. La coreografía puede ser acompañada por un caballo de verdad a rienda