1.- El artista os dibujará sobre una estructura rígida, una escena relacionada con vuestro evento. Troquelando las partes donde tengan que aparecer la cabezas. 2.- Los niños serán los encargados de pintar, siguiendo las indicaciones del artista. 3.- Una vez pintado, empieza la sesión fotográfica. Unos hacen de pintores y los otros de fotógrafos.