Es una obra divertida que impacta por su interpretación bestial y salvaje. En el proceso de creación, trabajamos bajo una óptica donde se fusiona la abstracción musical, los seres mitológicos, la fuerza inhumana, la energía y la dominación atroz de “Adarmalik” que manda lo que se ha de hacer y lo que no.
Las siervas de “Adarmalik” sometidas a ésta, seducen con bellos movimientos, sus cuerpos esculturales y la flexibilidad sobrenatural que contrastan con gestos deformes, amorfos e irreverentes. Es un enfrentamiento entre la belleza y la deformidad.

Adarmalik

Dance On Wall Angeles BigBang