Navidad Mágica en la cena de navidad de AVE

… ¿Qué es aquello del fondo? Se preguntaban algunos de los empresarios esa noche… que precedía la navidad y predecía ser mágica y maravillosa…

Casi son las 20h, ya comienzan a llegar algunos de los invitados, vestidos de noche especial, como un desfile de elegancia y buen gusto… miraban el horizonte frondoso por las plantas y árboles ya característicos de los jardines del huerto del cura, pero esta vez, decorado con sutiles elementos de luces que daban un aspecto majestuoso a la llegada… una propuesta preciosa, con un marco exótico y mágico de la mano de Induze, la gran generadora de emociones de la noche y de la bienvenida.

¡Bienvenida que iba siendo anunciada por el duende de luz, de la navidad, pispireto y curioso corría de un lado a otro anunciando la buena nueva… estamos listos para ser felices! ¡Ha llegado la navidad!…

Y entonces dos hermosas ninfas/ pequeñas hadas aladas danzaban la buena nueva e inducían a los invitados a la sorprendente “hada alada gigante” de luz que daba paso soberbio y grandioso a la luz del invierno y la buenaventura de los deseos por cumplir…

Entones fue cuando lo real, lo fantástico y lo curioso comenzaron a fundirse en un mismo escenario… y los árboles se movían, pero no era por el viento, Es que la vegetación parecía viva, porque también sabían hablar; y no solo hablar…. una pareja vegeta, bailaba de vez en cuando y nuestro árbol mágico, lejos de ser un árbol más, era un efecto sorpresa que a veces generaba cierta confusión, susto y alguna risa que otra… introducía al público en la zona de jardines de la carpa. Donde dieron lugar los shows de aéreo antes de la cena de empresa de navidad AVE ( Asociación Valenciana de [email protected]):

Fornidos y fascinantes Acróbatas una Red, 2 aros aéreos, Acróbata en Telas  en una estructura integrada con hojas, en el jardín… donde además hubo Straps y un original Cubo Aéreo, que dejó con la boca abierta a los invitados, empresarios y hasta a la propia fauna y Flora Ilicitana… porque en el  emblemático hotel de Elche, que acogió esa noche, la épica mezcla entre seres fantásticos y humanos, niños de todas las edades y épocas, en un canto de fantasía, gracias a una fiesta temática, elegante y sorprendente… de los que dejan eco en sus rincones, y aún con el paso del tiempo…  se oyen en las noches de luna llena, comentarios como: -Muchas gracias por adentrarnos a la fantasía, estar aquí, parece estar en un cuento, …-Me siento como un niño… entrando en un mundo de fantasía y magia… – Gracias, gracias.. gracias…

Momentos como el Dúo  de artistas en suelo, con ese cubo brillante, que parecía sostenerse de la mismísima ilusión, y la danza de fuego, que dio paso a la carpa de la fiesta, que resultó llena hasta los topes de felicidad, de comidas exquisitas del cielo, del mar y de la tierra unidos y maridados con las más auténticas de las bebidas y los brebajes más suculentos, donde se reunieron los duendes, las Hadas y los seres mágicos, juntos con los incansables trabajadores y empresarios, bailando, brillando en ella pista y en el photocall, a la par de las centenas de sonrisas,  posando para las fotos,  en comunión con la creencia conjunta de que los sueños son posibles… si se trabaja en ellos, con la fe de un niño en Navidad.

Related Works